¿Qué es bueno para el mal aliento? Te contamos aquí

¿Qué es bueno para el mal aliento? Te contamos aquí

¿Qué es bueno para el mal aliento? Te contamos aquí

 

Seguramente te has preguntado ¿qué es bueno para el mal aliento? bueno, creo que todos lo hemos hecho alguna vez. No te preocupes, aquí te contamos su significado, causas y cómo combatirlo.

 

Lo primero que debes saber es que es más común de lo que crees. Este problema afecta al 25% de la población mundial* y se suele asociar a los malos hábitos bucales, aunque también puede ser un síntoma de otros problemas, como los de origen gástrico.

 

Causas y orígenes del mal aliento

 

Como te contamos anteriormente, en gran parte de los casos el trastorno está asociado a problemas orales como infecciones, sequedad de boca o a una higiene bucodental inadecuada.

 

Cuando no te cepillas los dientes ni usas el hilo dental de manera regular, las bacterias se acumulan hasta convertirse en partículas de alimentos que quedaron en tu boca y entre los dientes. Los componentes de azufre liberados por estas bacterias provocan mal aliento.

 

Mantiene unos buenos hábitos orales

 

Existen numerosos “remedios para el mal aliento” como los clavos de olor y otros remedios caseros, pero la verdad lo que ayudan a eliminar el mal aliento son los buenos hábitos de higiene, aquí te compartimos algunos datos importantes:

 

Cepillarte los dientes después de cada comida:  Cuando comes, las bacterias que naturalmente viven allí se alimentan de los restos de comida y se acumulan produciendo mal olor. Recuerda también cepillarte la lengua, ya que esta contiene bacterias y hacerlo con cuidado puede reducir el olor.

 

Usa hilo dental al menos una vez al día: Ten en cuenta que el cepillado por sí solo no elimina la totalidad de las partículas que se pegan a los dientes y a las encías, por lo que el uso correcto del hilo dental es necesario para  eliminar estas partículas, ayudando a controlar el mal aliento.

 

Conserva tu boca húmeda: la saliva trabaja constantemente en el lavado de tu boca, por lo que si tienes poca, entonces  se resecará produciendo mal olor. Para mantener la boca húmeda, evita fumar y bebe mucha agua. Mastica gomas de mascar o chupa un caramelo (preferentemente sin azúcar) para estimular la producción de saliva.

 

Ajusta tu dieta: El consumo de alimentos como el ajo y la cebolla o el café son causantes de mal aliento , aunque te recomendamos evitarlos cuando tengas largas jornadas laborales, debes tener en cuenta que si los comes procura cepillarte y usar enjuague bucal posteriormente.

 

Evita comer muchos alimentos azucarados, ya que estos también están relacionado con la aparición del mal aliento.

 

También es importante contar con algunas buenas prácticas cómo comprar un cepillo de dientes FluoCardent nuevo con regularidad y programar controles dentales para ayudar a mantener un aliento fresco.

 

Si tu problema de mal aliento va más allá de estas soluciones, comienza por intentar detectar cuáles son las causas. El tratamiento posterior para el mal aliento puede variar, según la causa. Si se piensa que tu mal aliento se debe a una afección no diagnosticada, es probable que el dentista te derive a tu médico de cabecera.

 

Ten presente que la higiene bucal es el primer paso para combatir el mal aliento, un buen kit de cuidado dental te hará sentir seguro en todo momento. Cambialo todo con una con tu sonrisa, cuídala con los productos de Fluocardent Multiacción Frescura Max.

 

 

Escribir un comentario