Cuida tu sonrisa: 5 tips que te salvarán la vida

Cuida tu sonrisa: 5 tips que te salvarán la vida

El cuidado de tu sonrisa es un hábito que debes adquirir en tu rutina diaria. Tener una sonrisa que podamos lucir orgullosos nos brinda confianza y seguridad a todos, ya que sabemos la importancia que tiene una sonrisa saludable en nuestras relaciones con los demás. De hecho, está comprobado que el 90% de las personas asegura que la sonrisa es una de las primeras cosas en la que se fija cuando conoce a alguien.

¿Siempre escondes los dientes en las fotos? ¿Prefieres no sonreír con tal de que no se noten tus imperfecciones dentales? Es hora de que te atrevas a demostrarle al mundo que estás lleno de alegría.

Además de la apariencia, se ha demostrado que mantener tus dientes sanos y bonitos no solo es esencial para afianzar tu sonrisa, sino que la higiene oral y los problemas dentales también afectan a tu salud general. Por eso, si no nos sentimos bien al sonreír, eso también nos puede acarrear problemas emocionales y de seguridad.

La higiene es una de las principales formas de preservar nuestra salud dental. Dentro de la higiene diaria no debemos olvidar el cuidado de nuestra boca, ya que la falta de ésta podría acarrear múltiples enfermedades.

Acá te mostramos 5 tips para el cuidado de tu sonrisa:

 

  1. Cepillar los dientes de forma adecuada después de cada comida: Esta práctica, nos lo enseñan desde que somos niños, ayuda a prevenir la aparición de caries y sarro. Además, el cepillado es muy útil contra el mal aliento. Para hacerlo de forma adecuada te recomendamos:
    Agarrar el cepillo de la misma manera en la que agarras un bolígrafo, sin aplicar presión. Aunque vemos muchas fotografías “empuñando” el cepillo, no es la forma indicada, ya que puedes lastimar las encías en el proceso.

    Usar el método de frotado, que básicamente es realizar movimientos suaves de izquierda a derecha de forma horizontal.Por último debes lavar la parte de atrás de los dientes, haciendo movimientos verticales de abajo hacia arriba con el mango del cepillo apuntando hacia arriba.

  2. El cepillo no puede con todo: No hay que olvidar de utilizar el hilo dental para sacar eventuales restos de comida y limpiar en profundidad para evitar la formación de sarro. Aquí te damos algunos tips de cómo usar el hilo dental correctamente:
    Tome 20 cm de hilo dental, procure tenerlo enrollado en el dedo dejando unos 5 cm. entre dedo y dedo.
    Sostenga el hilo tirando con los dedos pulgares e índice y muévelo suavemente entre los dientes con movimientos de arriba hacia abajo.
    Recuerda nunca golpear o forzar el hilo, ya que te puedes lastimar las encías.
  3. Una buena selección de producto: Crema dental, hilo dental y enjuague bucal, son fundamentales para combatir las caries y proteger la dentadura.
    Recuerda que todos los productos tienen ingredientes diferentes para cada necesidad:
    Si buscas productos que resaltan la frescura de tu aliento, entonces te recomendamos la línea especializada Multiacción Frescura Max, que no sólo conservará tu boca saludable, sino que también mantendrá tu aliento fresco.
    Si tu prioridad es la salud oral, entonces te recomendamos la línea prevención caries de FluoCardent, que mantendrá tus dientes protegidos y tu sonrisa sana.
  4. Cuidar de nuestros dientes: Quiere decir también no usar la boca para abrir objetos o morder algo muy duro. ¡No son indestructibles y se pueden fácilmente dañar! Aquí te damos unas señales para saber si te has fracturado un diente:
    – ¿Tienes un dolor agudo al morder que desaparece rápidamente?
    -¿Tienes un dolor que va y viene, pero no hace daño todo el tiempo?
    -¿Sientes dolor cuando comes o tomas algo?Si la respuesta a algunas de estas preguntas es sí, entonces deberías consultar con un profesional de la salud para saber si hay fractura en el diente o se debe a otros factores.
  5. Cuida tu alimentación: La alimentación también influye en el estado de nuestra dentadura y del ácido que genera nuestra saliva. De hecho, hay muchos alimentos que provocan la aparición de manchas o que incluso puedan teñir nuestros dientes.  El vino tinto, el café o el té son algunos de éstos. Por eso, es muy importante lavarse los dientes nada más consumir estas sustancias.

Si queremos que nuestra sonrisa sobresalga es fundamental que visitemos al odontólogo, al menos, una vez al año para verificar que todo está bien, además de hacernos chequeos habituales.

Una boca sana es más importante de lo que podríamos creer. Usamos la boca para comer, para sonreír, para hablar y más. La mala salud bucal puede afectar a cualquiera o todos estos aspectos. Cámbialo todo con una con tu sonrisa, cuídala con los productos de Fluocardent.

La sonrisa es tu mejor carta de presentación. Sonreír es un signo de amabilidad y es la mejor herramienta para entablar relaciones. Para sacarle el mejor provecho, debes cuidar tu salud bucal y dental. Una bella sonrisa es también una boca sana, de dientes fuertes, blancos y con buen aliento. Cámbialo todo con una con tu sonrisa, cuídala con los productos de Fluocardent.

Escribir un comentario